Urbanismo y Democracia en Españistán

Hace poco nos topamos con un artículo de Jordi Borja, director del Área de Gestión de la Ciudad y Urbanismo de la UOC (Universidad Oberta de Catalunya), publicado en la revista Urban de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid (UPM) en diciembre del año pasado, que se titula ¿Un cambio de ciclo o un cambio de época? Siete líneas para la reflexión y la acción.

En vista de la extensión de la crisis financiera que ha acabado por desatar un sinfín de revoluciones populares reivindicando una Democracia Real Ya no sólo en España pero también a nivel mundial, nos parece más que pertinente compartir con vosotros un abstracto de su acertado artículo y recomendaros leerlo en su totalidad. La implicación del urbanismo en dicha crisis es tal que solo abordando una nueva forma de construir nuestras ciudades podremos conseguir una urbanización sostenible y democrática, como ya apuntan algunos grupos como #Urbanismorealya.

De la revista Urban | 2011 | NS01 | pp.83-88
¿Un cambio de ciclo o un cambio de época? Siete líneas para la reflexión y la acción | por Jordi Borja:

La ciudad hereda el resultado de unos procesos de urbanización perversos que a su vez tienden a convertirla, incluso en su centralizad compacta, en un conjunto de enclaves, centros de negocios, zonas turísticas, barrios especializados, áreas marginales, etc. Resultado de estos procesos: la ciudad como tal se pierde. Y con ella se disuelve, o por lo menos se debilita la ciudadanía, que encuentra en la ciudad densa, compacta, heterogénea, lugar de mezcla e intercambio, espacio público de uso colective intenso y diverso el entorno favorable para su desarrollo y que ahora tiende a desaparecer.
Este proceso es un efecto local de unos agentes globales (capitalismo financiero especulativo) y de un bloque cementerio local (propietarios de suelo, promotores y constructores) y han contado con la complicidad por acción o por omisión de gobiernos nacionales y locales y de estamentos profesionales y mediáticos. El círculo vicioso de la economía inmobiliaria ha estallado. Pero la reacción social e intelectual aun la esperamos.

…Pascual Maragall en su época de alcalde de Barcelona recordaba con frecuencia esta contradicción: “Las ciudades se enfrentan a problemas que no han creado. Y Jamie Lerner, el famoso prefeito (alcalde) y arquitecto de Curitiba (Brasil) declara con frecuencia: “Las ciudades no son el problema. Son o deben ser la solución.” Creo que ambos tienen razón. Pero me permito añadir: si las ciudades no son el problema el proceso de urbanización de las últimas décadas sí que lo es.

…La burbuja explota, como los juegos de la pirámido se desploman, y las ciudades, en sus periferias extensas, gragmentadas y difusas, heredan unos entornos de cemento que más que un desarrollo urbano ofrecen una imagen entre campo de concentración y cementerio.

…El  ganar fortunas a costa de la disolución de las ciudades ha sido un símbolo de poder y de desarrollo afortunado.

Una breve sinopsis de las 7 propuestas generales que ofrece Borja para la acción y la reflexión:

1. Radicalizar la crítica a las realidades urbanas más visibles y que representan la anticiudad democrática, los muros físicos y simbólicos, las arquitecturas-objeto ostentosas e indiferentes al entorno, los espacio públicos privatizados o excluyentes…

2. Denunciar las ideologías que son el discurso que acompaña estas actuaciones: el miedo a los otros, la exaltación de la distinción elitista…

3. Valorizar, defender y exigir el espacio público como la dimensión esencial de la ciudad, impedir que se especialice, sea excluyente o separador…

4. Poner en cuestión la concepción totalitaria de la propiedad privada del suelo y de otros bienes básicos.

5. Recuperar y desarollar la memoria del planeamiento de las ciudades.

6. Promover un movimiento de reforma institucional que reorganice las administraciones territoriales por áreas y programas integrales rompiendo la compartimentación actual por sectores especializados vinculados a corporaciones profesionales burocratizadas.

7.Las instituciones solamente recibirán el título y el respeto que se les debe en democracia si además de proceder de elecciones libres, su dimensión formal, actúan mediante políticas que desarrollen y hagan posible los derechos de los ciudadanos.

Y por si aun no lo habéis visto, os dejamos con el excelente vídeo de Españistán de Aleix Saló, que ilustra en clave de humor la grave situación de este país y entre otras, las políticas de urbanización que llevaron a ella.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: